lunes, 26 de enero de 2009

cabezales

Cápsulas y agujas.

Recuerda que al comprar una torna nueva esta no viene con cabezal así que pon atención a esto.
(Cabezal llamaremos al conjunto de capsula y aguja)
(La capsula es el porta agujas)

La aguja, o lector fonográfico, es un diamante puntiagudo que viaja por el surco de un disco y vibra cuando topa con sus minúsculas protuberancias. La cápsula fonográfica transforma estas vibraciones en impulsos eléctricos, que finalmente llegan a nuestros oídos en forma de música. Se pueden llegar a gastar miles en una cápsula. Los modelos llamados de “audiófilo” son verdaderas muestras de sensibilidad y a un muy alto precio. Pero, en el trabajo de DJ, lo importante es que la aguja se mantenga a toda costa en el surco.

Para comenzar, se puede optar por una cápsula básica como, por ejemplo, la Stanton 500 AL. Es muy robusta, y para dar los primeros pasos, no tiene sentido gastar mucho más. Después elegiremos nuestro conjunto de cápsula y aguja según nuestras necesidades; si manipulamos mucho el vinilo, haciendo giros de todo tipo y scratching, es mejor utilizar una cápsula con cubierta protectora incorporada y una aguja esférica, Las agujas esféricas proporcionan un mejor contacto con el surco (no saltan con tanta facilidad), pero desgastan los discos con mayor rapidez y la calidad sonora es ligeramente inferior. Con la cubierta protectora se puede ajustar la cabeza de más maneras y, en general, tienen un mayor peso que mantiene la aguja en su lugar.

Si el estilo no depende del desplazamiento de la aguja por todo el vinilo, lo más adecuado será emplear una cápsula con una aguja elíptica.
Ésta no mantiene una trayectoria tan certera a lo largo del surco, pero la calidad sonora será mejor y el disco de vinilo sobrevivirá más tiempo. Asimismo, podemos beneficiarnos de los diseños de una sola pieza, los alargados, más elegantes, que mejoran la visibilidad cuando la aguja se encuentra sobre el disco.

No hay comentarios: