martes, 3 de febrero de 2009

CONSEJOS PRACTICOS.



Justo estamos en la parte que si los conociera o los tuviera enfrente, seria pura práctica.
Pero por obvias razones tratare de explicar esta parte lo mejor que pueda y también me ayudare con un texto que encontré hace mucho en línea, pero tratare de hacerlo lo mas simple posible y dejarles ejemplos.

Cómo escuchar un disco.

Nuestro primer ejercicio consistirá en escuchar con detenimiento un disco. Tal vez se puede llegar a pensar que esto no tiene ningún sentido, pero, en realidad, es algo extremadamente útil. Conocer y descifrar cada uno de los elementos que forman una canción nos ayudará en gran medida a extraer el máximo partido a cada mezcla.

Ejercicio:
1.- Escucha alguna de tus canciones favoritas a través de los audífonos.
2.- Intenta separar los distintos elementos musicales: la batería, el bajo, la melodía, etc. Imagina que son instrumentos reales tocados por distintas personas; trata de visualizar mentalmente cómo serían tocadas las diferentes partes de la canción.
3.- Toma cada uno de esos elementos por turno y síguelo en todo el disco. Escucha dónde empieza y dónde acaba, y dónde hace algo diferente. Procura ignorar los demás sonidos del disco (ósea escucha la canción muchas veces hasta que identifiques todas sus características).
4.- Juega un poquito con los controles de ecualización (EQ), graves, medios y agudos, que te ayudarán a distinguir los distintos instrumentos.

Discos para el aprendizaje.

Escoge canciones que tengan patrones de batería muy claros, sencillos, y donde el bombo sea el primer sonido del disco. Las introducciones atenuadas o que se desvanecen, los ritmos extraños, o las canciones que empiezan con el bajo o la melodía y no con la percusión, resultarán demasiado confusas para esto. Las mezclas Bonus Beat con énfasis en la percusión, o los dubs simples de un tema son ideales para aprender.

Elementos básicos de una canción.

Conocer las partes de un tema nos ayudará en gran manera, aunque no lo parezca, a la hora de mezclar. Y es uno de los primeros pasos para conocer los secretos de la producción musical. Recuerda que los discos más bailados en las pistas proceden en su mayoría de disc-jockeys reconvertidos en productores musicales. (Escucha mucha música y apréndete el mayor numero de canciones que puedas, recuerda si quieres dedicarte de lleno a esto debes conocer mucho.)

A grandes rasgos, estas son las partes principales que componen una canción:

- El bombo (kick drum): Es la percusión que suena boom, boom, boom. En una batería de verdad es elemento más grande (donde se escribe el nombre de la banda), y se toca mediante un pedal que se acciona con el pie. En la mayoría de los discos de house, dance, etc.. El bombo suena en cada golpe o tiempo (ej.: 1, 2, 3, 4), mientras que en los discos de funk o hip-hop suena a tiempo sólo en el primero (ej.: 1, -,-,-).

- La caja (snare): Es el golpe duro, rápido, vivo, enérgico, con sonido chip, chip que hace el ritmo más complejo, a veces a contratiempo, a veces marcando el segundo y cuarto tiempo de cada compás (boom, chip, boom, chip). En una batería de verdad es el elemento de percusión enmarcado por una pieza metálica y situado a un lado de la batería. Tiene unos resortes de acero en contacto con la parte inferior de la piel que le proporcionan el característico sonido de “lata”.

- Hi-hat o charles: El platillo que suena tsst, tsst. En realidad, se trata de dos platillos que golpean el uno contra el otro, también controlados por el pie mediante un pedal. En la mayoría de discos house, dance, etc… el hi-hat marca el contratiempo.

- Otros instrumentos de percusión: Los tam-tams son bastante profundos, abundantes; las congas y los bongos se tocan con las manos y producen un sonido seco peculiar (las congas son más grandes y graves que los bongos). Solo tienes que descubrir las maravillas de otros sonidos de percusión por ti mismo: timbales, cencerros, palmadas, panderos, panderetas, cajas, maracas, tamboriles, etc.

- El bajo: En el equipo de sonido de un club el bajo se siente tanto como se escucha; por eso es tan importante (junto a la batería) para la música dance. Generalmente el bajo y la batería marcan el groove – un ritmo repetitivo -, mientras que la melodía y la voz planean por encima como si fueran garabatos.

- La melodía: Es la parte que se silba y tararea. Puede ser un saxofón, una guitarra, un órgano, las cuerdas, unas campanas, una trompa (los metales), o también un sintetizador programado para sonar como una combinación de instrumentos (o como algo que no exista sobre la faz de la Tierra).

- La voz: Musicalmente, podemos considerar la voz como un tipo especial de melodía Sin embargo, puesto que hay una persona cantando (o rapeando) palabras con un significado, la voz posee un poder emocional añadido. Además, puede emplearse para contar historias. Adopta la forma de estrofas y estribillos.

(en esta canción entran un poco de todos los elementos que menciono, es buena para analizarla pero si lo prefieres escucha tu favorita solo trata que sean lo mas parecido a lo que explico en la parte de discos de aprendizaje. http://www.youtube.com/watch?v=1B4GCHPo-Wo )

1 comentario:

Xapulina dijo...

http://xaps14.blogspot.com/

cambie de kasa......por alla te veo